Como parte de sus funciones, AMV supervisa, de manera preventiva, a sus entidades miembro en valores y divisas. Esto lo hace a través de visitas que tienen como propósito evaluar los controles establecidos en relación con las actividades de intermediación.

Finalizando la visita, se realiza un informe en el que se resaltan las fortalezas y se hacen recomendaciones que les permitan a las entidades fortalecer sus controles frente a las operaciones que realizan.

Con el fin de reforzar el acompañamiento permanente a sus entidades miembro, AMV realiza supervisión por conductas, proceso a través del cual identifica posibles riesgos relacionados con el cumplimiento a la normatividad del mercado de valores.

X